domingo, 12 de julio de 2015

ENTRE ESOS TIPOS Y YO, HAY ALGO PERSONAL.

Entre esos tipos y yo hay algo personal.
Raul Ludueña

La vergüenza es un sentimiento; la sentimos cuando cometemos un error, una equivocación que deja al descubierto nuestra impericia o cuando decimos algo fuera de contexto y nos juzgan con gestos de asombro. Muchas cosas nos producen vergüenza, sentimos una especie de incomodidad ya que un acto reflejo nos hace sonrojar.
Hay, sin embargo, personas que tienen la capacidad de mentir, difamar, marcar errores ajenos o decir disparates sin inmutarse. Dicen los más grandes dislates como si anunciaran que comenzó a llover en medio de un diluvio. Como bien los describe el "Nano"son tipos que "acostumbran a mentir con naturalidad".
Uno de esos increíbles personajes es Mauricio Macri. Tal vez un sistema familiar represivo, una sobre exigencia a ser exitoso, lo formó en el arte de la simulación, a exculparse y poner en el otro sus actos condenables; culpar a los demás para no ser castigado; robarse los logros ajenos mostrándolos como propios y demás engaños a fin de conseguir lo deseado, a cualquier precio.
En sus declaraciones públicas acusa a Daniel Scioli del mal estado de los hospitales. ¡Si! eso dice. Que la provincia no tiene buena salud publica. Es muy fuerte escuchar que el responsable de la debacle hospitalaria en la CABA, acuse a algún mandatario de abandonar los hospitales. Lo dice él, que trabaja en favor de la privatización de la atención médica; responsable directo de la falta de insumos, camas para internación, falta de médicos y guardias con esperas eternas. Todo dicho sin sonrojarse, exigiendo al otro lo que él incumple.
Otra de los exabruptos es acusar a la provincia de no tener una buena educación pública. ¡El rey de las aulas containers!; el que deja sin vacantes a miles de chicos por año; el que condena a estudiar en salas sin vidrios a la comunidad educativa, el que tiene una inversión en educación miserable y el presupuesto publicitario más alto del país.
Habla el que se opuso a la Asignación por Hijo diciendo que quiere un país mejor; el que votó contra la recuperación de los ahorros de los jubilados y se muestra preocupado por los bajos haberes; el que se opuso a la estatización de YPF o de Aerolíneas Argentinas por su paupérrimo estado y propone volver a privatizarlas.
Habla y miente diciendo que le gustan las medidas peronistas, como sí lo actuado estos 12 años fueran medidas neoliberales, mientras aplica medidas retrógradas aumentado el subte a valores inalcanzables para quienes se mueven a diario por su trabajo.
Habla y miente mientras propone pagar a los fondos buitre sin importar que eso nos condene a los argentinos a otro descalabro económico para beneficiar al capital concentrado.
Miente, miente y miente sin sonrojarse. Propone volver a los 90 junto a Melconian. Aumenta impuestos, el ABL, el subte, las autopistas, mientras endeuda la ciudad exponencialmente.
Todo justificado con mentiras y excusas varias.
Todo sin sonrojarse. Eso sí, siempre culpando al otro, por si algo le sale mal.
Ya lo dice Serrat y lo suscribo sin dudarlo: "entre esos tipos y yo hay algo personal"


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

SIEMPRE ESTARAS EN NUESTRO CORAZÓN , COMPAÑERO........

SIEMPRE ESTARAS EN NUESTRO CORAZÓN , COMPAÑERO........
GRACIAS POR LO QUE NOS DISTE, SOS UN EJEMPLO A SEGUIR.......