jueves, 10 de noviembre de 2016

LIBERACIÓN O DEPENDENCIA.


LIBERACIÓN O DEPENDENCIA.
Raul Yuyo Ludueña
Me pregunto si es válido discutir a Perón. O al peronismo. Lo concibo como una charla de sobremesa entre amigos o como tema de debate desde una perspectiva histórica. En la coyuntura actual no creo que la discusion solucione el descalabro neoliberal y la diaspora producida por el oportunismo de sus dirigentes.
Cuando hago esta afirmacion corro el riesgo que se ponga en duda mi pertenencia o fidelidad al movimiento que creó Perón, pero es un tema que me tiene sin cuidado. Soy fiel e incondicional a las causas populares y pertenezco al campo nacional y popular, lo otro es ser funcional a la lucha de espacios de poder entre dirigentes.
Hoy el peronismo es un espacio difuso, donde conviven politicos como Massa, Pichetto, Zaninni o Kunkel, todos se dicen peronistas. Encontramos grupos como el Esmeralda o Patria. Hay dirigentes sociales como el “chino Navarro o Pérsico que después de jugar en primera con el kirchnerismo van a hacer “banco” con el massismo.
Desde la muerte de Perón estamos debiéndonos un debate sobre que es ser peronista. Nadie quiere proponerlo y pese a la desconfianza que se tienen todos, repiten el absurdo de que “nadie tiene el peronómetro”. Cuando escucho semejante brutalidad política, repetida hasta el cansancio, me pregunto de que sirvieron las horas, dias, meses que se tomó el fundador del justicialismo en diseñar una doctrina si los actuales dirigentes son incapaces de distinguir entre quienes son fieles a su contenido y quienes ni la leyeron.
Ya quedó demostrado que ante el avance de la derecha el justicialismo resulta inocuo y en muchos casos cómodo en sus postulados, recordemos a Menem y sus seguidores. Los sindicalistas, otrora peronistas, se convierten en corderos por unos pesos para las obras sociales, es decir, para ellos. Los dirigentes que asumieron con el voto popular se someten mansamente y aprueban las leyes que eliminan derechos adquiridos en desmedro de las clases postrergadas. Permiten un escandaloso endeudamiento, acompañan el pago a los fondos especulativos pese a la desaprobación de la mayoría de los países del mundo. Se borran de un plumazo las leyes aprobadas por el mismo congreso que hoy las desaprueba, como la ley de medios. Los ediles peronistas, siguen de rodillas en nombre de la gobernabilidad, no sea cosa que Clarín los escrache y los jueces les den un carpetazo. Se termino el futbol para los pobres, no hay mas computadoras ni Plan Cunitas. No hay becas de estudios ni se les da asistencia a las nuevas Universidades. Los peronistas bien gracias, ayudando a la gobernabilidad.
Estoy convencido que el peronismo actual es parte del problema y no de la solucion. Lo malo no es Macri, lo malo es que tengamos dirigentes que acompañen o permitan el saqueo del macrismo.
Llego el momento de saltar el alambrado y desde las bases formar un frente antiliberal. Con el aporte de fuerzas de izquierda, peronistas revolucionarios, socialistas y las clases progresistas de cualquier signo. Los que quieran consensuar politicas de ajuste que se queden del otro lado, se digan peronistas, justicialistas o exciban sus gastados pergaminos color sepia.
Hoy mas que nunca debemos profundizar la grieta, debe quedar claro quienes estan de cada lado. Con estas politicas de ajuste no hay consenso que valga. Si los peronistas se suman y se encolumnan detras del proyecto que representa Cristina, bienvenidos. Si no es asi que se reúnan en el monumento que le hizo Macri a Peron y juntos canten la “marchita”.
Hoy mas que nunca, “Liberación o Dependencia

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

SIEMPRE ESTARAS EN NUESTRO CORAZÓN , COMPAÑERO........

SIEMPRE ESTARAS EN NUESTRO CORAZÓN , COMPAÑERO........
GRACIAS POR LO QUE NOS DISTE, SOS UN EJEMPLO A SEGUIR.......