sábado, 20 de febrero de 2016

EL ORO Y EL BARRO.



EL ORO Y EL BARRO. 
por Raul Yuyo Ludueña 
Son malformaciones de la historia; fuerzas retrógradas que accionan sobre la realidad distorsionando los hechos, como esos viejos espejos curvos de las kermeses. Desde nuestros orígenes como nación las minorías ilustradas se encargaron de moldearnos una verdad acorde a sus intereses, fatídicamente opuestos a los intereses de las mayorías. Son los que siempre vuelven, en todas las eras, cargando un bagaje de traición en sus genes. Canallas al servicio del colonizador de turno. Lacayos de los capitales extranjeros. 
Son los héroes moldeados en bustos de barro, disimuladamente pintados de color dorado por los traficantes de hazañas de ficción; esas que inyectaron durante años en las mentes escolares; con marchas, escarapela, himnos y figuritas de próceres de cartón con rostros adustos. 
Acuñaron con el mismo barro nuestra historia con el fin de perpetuar el coloniaje en nuestra memoria, parcelaron nuestro pasado, omitiendo o estigmatizando nuestros verdaderos patriotas, secuestraron de la memoria colectiva las luchas por la liberación. Los brillantes próceres de Mayo fueron reemplazados por grotescos mascarones, sirvientes de decadentes imperios. 
No debemos cometer el error de pensar que fueron desleales, ellos no traicionan a sus mandantes, pensarlo sería incluirlos como propios y apenas son la resaca cipaya de las potencias invasoras. Una cuestión de tiempo y espacio hizo que fueran paridos en nuestras tierras. 
Hoy sus larvas salen del capullo, como en el realismo mágico vuelven a la vida y se agazapan entre nosotros, los militantes de la verdadera historia futura. 
Tienen el mismo ímpetu que sus antecesores, quieren entregar lo que tanto nos costo recuperar. Son los que operan desde los medios hegemónicos destilando un ácido corrosivo en sus palabras cargadas de odio. Son los que se opusieron al recupero de los ahorros de nuestros jubilados. Los que votaron en contra de la recuperación de Aerolíneas Argentinas. Los que estuvieron en contra del retorno de YPF a manos del pueblo. Los que dijeron ausente cuando la patria y nuestra presidenta los convocó para defender nuestras Malvinas en los foros internacionales. 
El accionar de esos sectores es coincidente con el que viene del fondo de nuestra historia; son arcaicos espectros que se resisten a desaparecer sin ver la obra concluida: la patria en manos ajenas. 
Esas larvas siniestras, contenidas en el huevo de la serpiente, se corporizan. Como en un relato surrealista uno de los tantos esperpentos del ayer vuelve a la vida, se sienta a la mesa de los filibusteros, como lo hicieron los conspiradores de la patria y negocia con los buitre nuestra dependencia propiciando un vergonzoso endeudamiento . 
Mauricio Macri representa esa vetusta estirpe funesta de políticos actuales, ya es figura entre los futuros patriotas de barro.
El oro y el barro suelen mezclarse en las vertientes de la historia, sólo que esta vez, seremos los que pertenecemos al campo Nacional y Popular, los encargados de contarles a las generaciones por venir la verdad sobre quienes brillaron en nuestra época.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

SIEMPRE ESTARAS EN NUESTRO CORAZÓN , COMPAÑERO........

SIEMPRE ESTARAS EN NUESTRO CORAZÓN , COMPAÑERO........
GRACIAS POR LO QUE NOS DISTE, SOS UN EJEMPLO A SEGUIR.......