jueves, 7 de julio de 2016

ES LA HORA DEL FRENTE CIUDADANO.

ES LA HORA DEL FRENTE CIUDADANO.
Raul Ludueña.
El peronismo tiene vocación de poder, no hay dudas, así está escrito en su ADN. El peronismo es cruel y abandona impiadosamente a sus líderes en la derrota, también está en su ADN. Así olvidó, o se sacó de encima, rápidamente, a Carlos Menem. Lo mismo hizo con Duhalde y lo mismo está intentando con Cristina. En este caso le cuesta y queda grotescamente al descubierto. Ella, junto a Néstor, fue lo más parecido al primer gobierno de Perón. Los hace dudar la alta imagen que tiene entre amplios sectores populares, por la enorme cantidad de derechos otorgados. La mediocridad de los pretendidos herederos es patética.
Son días de zozobra: Bossio intenta despegar, pero al final comienza con halagos ante el regreso de la líder. El "Chino"Navarro toma distancia y se acerca a Massa, pero luego se llama a silencio, teme quedar a la intemperie si pocos siguen su movida. Randazzo tuvo el “coraje” de abrazarse con Sanz minutos antes de un balotage y apuesta a liderar el FPV, no està lejos de Urtubey, un macrista con olor a menemismo. El "ferronauta" desafió a Cristina y a Scioli cuando dijo. “En una interna les gano caminando a los dos juntos”. Cuanta soberbia para un mediocre al que le encargaron comprar vagones.
A Massa hay que reconocerle su intuición, como a todo traidor. Es una anguila difícil de agarrar: se mueve rápido y aprovecha cada jugada, ahora la suma a Stolbizzer sin sonrojarse, le puede agregar algunos votos progresistas y de la derecha rancia. Está cerca de Macri pero lo pica cuando puede, trata de que se note poco. Mientras, juega con los fracasados del pejotismo que necesitan un líder que no sea cristina. Lo apoya el cordobés De la Sota, que ya perdió el color, aunque se pretenda peronista.
El pejota está confundido, ya se parece a la vieja renovación del radicalismo: pasaron de Alfonsín a Morales Solà, abrazados con Aguad y Sanz. Demasiado cambalache, terminaron ahogados en su propio internismo y al servicio del macrismo. Pobre Don Hipòlito, tanto para nada.
Es hora de definir nuestro perfil. Definir si el peronismo es Jauretche, William Cooke o Urtubey y Randazzo. ¿Seremos revolucionarios o volveremos a ser un pejotismo neoliberal camuflado en las 20 verdades? ¿Seremos Evita o Chiche Duhalde?. No alcanza con gritar que “si la tocan a Cristina que quilombo se va a armar”. No sirve defender los "trapos" al grito de “volveremos”.
Nuestra gente pasa hambre, los viejos no pueden comprar sus remedios, los despedidos viven una tragedia diaria al no poder parar la olla, los militantes parecemos perros enjaulados peleando por las redes y compitiendo a ver quién es más cristinista.
No muchachos, así no es como vamos a cambiar la situación. Hay que juntarnos, militar los barrios, salir a hablar con cada vecino. En el supermercado en la verdulería, en donde sea debemos meter nuestra verdad. Hay que hacerles notar que antes estábamos bien aunque nos quieren convencer que estábamos mal. Debemos sumar peronistas, pero no dirigentes del viejo tronco flojos de papeles. Hay que sumar a los de a pie, explicar que no eran iguales Scioli y Macri. Hay que buscar la forma de agruparnos en un frente ciudadano que contenga a los que no quieren este modelo.
Si no tenemos los dirigentes a la cabeza, busquemos otros dirigentes. Los que tenemos lloran por el dolor de ya no ser, mientras nuestros pobres lloran sus miserias.

1 comentario:

SIEMPRE ESTARAS EN NUESTRO CORAZÓN , COMPAÑERO........

SIEMPRE ESTARAS EN NUESTRO CORAZÓN , COMPAÑERO........
GRACIAS POR LO QUE NOS DISTE, SOS UN EJEMPLO A SEGUIR.......