sábado, 23 de julio de 2016

COMUNICACIÓN Y MANIPULACIÓN DE MASAS.

COMUNICACIÓN Y MANIPULACIÓN DE MASAS
Todos conocemos el poder del chisme y la fuerza de la intriga. No es difícil comprender que una discusión conyugal, se resuelva de manera sencilla con la intervención de alguna persona de buena fe, que sepa limar las asperezas. O por el contrario, pueda convertirse en una verdadera desgracia si alguien interviene sembrando cizaña y “haciéndole la cabeza” a alguna de las partes. La arenga militar no se aplicaría si no fuera fructífera y se sabe que es normal que se inventen bajezas sobre el enemigo, para activar el odio en los soldados y que así sean implacables. Lo que la arenga, el chisme y el mal consejo hacen, es abrir las puertas del sótano de nuestras cabezas: el subconsciente, es allí donde anidan los sentires. Ya en el plano consciente quedan los datos que el estado cognitivo asimila (hechos supuestos o verdaderos de alguien que dijo que le dijeron) Pero los sentires bajan al “sótano” (espacio donde suelen anidar frustraciones, paciones contenidas y otros estados que encuentran descompresión en culpas ajenas y que solemos desconocer de nosotros mismos). En este punto tiene mucho que ver el poder de sugestión que tenga el gerenciante del conflicto, no olvidemos que la sugestión tanto cura cuanto enferma. ¿Y por qué la sugestión tanto cura cuanto enferma? Pues porque actúa en el sótano donde se deciden las cuestiones fundamentales, esa porción del cerebro que cierta candidez humana cree que no se usa ¿dónde sino allí, se procesa toda la ecualización química de nuestro organismo? ¿qué otro espacio de nuestro cuerpo humano dictamina la producción de glóbulos blancos, rojos, insulina, testosterona en hombres más que en mujeres, la liberación de adrenalina en el instante propicio, así como el ritmo de los latidos cardíacos y otras cuestiones de una enorme ingeniería orgánica? ¿qué tal si tuviéramos que hacer todos esos cálculos en el plano consciente?. Nos resta rendirnos a entender y comprender, que el cerebro le deja una pequeña y piadosa porción a la capacidad cognitiva, tal vez para apaciguar el ego de los cerebrales. El ser humano se toma su tiempo para pensar y las conclusiones a las que arriba son relativas, por eso el “sótano” prefiere guiarse por los sentimientos para no errar en las emergencias. Ahora bien, el subconsciente cubre las necesidades orgánicas, el plano sapiente debe ocuparse de las estrategias para la conservación, a su vez, mandato del SENTIDO de supervivencia. Al final… ¿qué tiene que ver Orson Welles con todo esto? Orson Welles fue un actor y director norteamericano, considerado uno de los más importantes del siglo XX, que en 1938 en EEUU llevó al aire por radio, una novela del escritor de ciencia-ficción británico H. G. Wells, llamada “la guerra de los mundos” y esto le dio una enorme popularidad. “La guerra de los mundos” describía una invasión marciana a nuestro planeta y por más que al inicio de la trasmisión y en cada bloque se anunciaba que se trataba de una obra de ficción, la dramatización fue interpretada como real por un enorme número de personas, en las que produjo pánico, colapso de las redes telefónicas, embotellamientos de las rutas por la gente que abandonaba las ciudades, accidentes y hasta se comenta sobre suicidios y muertes en grescas y desmanes. Lo curioso es que después de esta conmocionada emisión, la misma novela se emitió también por radio en otros países, con similares consecuencias. Particularmente en Perú, Radio Quito que era una de las más prestigiosas, la emitió generando el mismo pánico en la gente y cuando la población se dio cuenta, enardecida prendió fuego el edificio de la radio con la gente adentro, muriendo varias personas que no lograron escapar y quedando dos años fuera del aire. Orson Welles disparó los estudios sobre comunicación, porque él expuso claramente al extremo que se podía conducir a las personas muy por encima de sus propias realidades. Orson Welles demostró que se podía torcer la voluntad de las personas, inclusive al punto de que actúen en contra de ellas mismas. Ya en la década del cincuenta, se comienza a utilizar la publicidad subliminal (subliminal significa que está por debajo del umbral de comprensión) que se estudió a partir de la inserción de un fotograma entre los 24 que hay por segundo en una película, con un mensaje que el ojo humano no alcanza a discernir, pero que la mente sí lo capta. Y se demostró que esto puede generar preferencia o tendencia (https://www.youtube.com/watch?v=LMzbwa6PvEE) De hecho, la publicidad subliminal está prohibida, pero ella no queda restringida a las imágenes cinéticas, los mensajes fijos también pueden contener mensajes subliminales, por ejemplo mostrando algo pero sugiriendo otras cosas o insertando el mensaje en objetos de deseo para actuar por carácter transitivo, burlando la prohibición. (https://www.facebook.com/251272904932758/photos/a.322980124428702.76334.251272904932758/984058514987523/?type=3&notif_t=like) o vinculando productos a las necesidades básicas como el hambre, la sed y la sexualidad, sin que esto sea perceptible o evidente pero provocando sensaciones (https://www.youtube.com/watch?v=7594HA7DeYo) Recordemos que las sensaciones son más fuertes que las convicciones, porque las sensaciones mandan desde el subconsciente. Una persona que SABE que si no come se muere, pero si CREE estar gorda… no come y muere. O el fumador, que tiene impresa la imagen ganadora del que porta un cigarrillo, SABE que su muerte se acelera y la devaluación de su calidad de vida se acrecienta con el cigarrillo, pero sigue fumando por lo que SIENTE, contra lo que SABE. Otro punto es lo que se llama alta rotación, frase más utilizada para la promoción discográfica. Todos sabemos que al tema musical más ridículo, si nos lo pasan continuamente, lo vamos a terminar tarareando y bailando divertidos en las fiestas. Pero también se aplica a otros productos, es fácil entender que un producto más promocionado, es más vendido que uno poco promocionado, independientemente de su calidad y/o precio. O la moda, que por más rechazo que pueda generar al principio, todos la terminan usando tarde o temprano por lo tanto que se la muestra. En síntesis, la publicidad te dice qué tenés que tomar, cuánto (que siempre es mucho) cómo, con quiénes, a quién darle bola y a quién no, qué ponerte, qué comer, cómo oler, de qué enfermarte para “curarte” con qué y hasta qué pensar. No te preocupes, no sos un pelotudo/a, sos un ser humano, los tipos estudiaron mucho y lo implementan, solo hay que darse cuenta y sacudirse el corsé o montura que nos pusieron. Finalmente, los medios no eligen una modalidad, las usan a todas y te bombardean sin piedad durante todo el día, persistente y continuamente. Con otro componente: la tergiversación o la mentira. El banquero judeo-alemán Nathan Rothschild realizó la llamada “jugada de Waterloo” cambiando la comunicación sobre el resultado de la batalla, con lo que ganó un millón de libras esterlinas en un solo día http://europanapoleonica.blogspot.com.ar/2009/10/nathan-rothschild-y-la-jugada-maestra.html hoy los Rothschild son unos de los dueños de la Reserva Federal de los EEUU y manejan además de las finanzas y el aparato bélico, también la comunicación como arma de control de las masas a través del ocultamiento y la mentira. https://www.youtube.com/watch?v=yHcWNPqAv4Y https://www.facebook.com/photo.php?fbid=4473292909059&set=pb.1192008540.-2207520000.1449809023.&type=3&theater Radio, televisión, diarios, revistas, catálogos, vía pública y ahora internet, enviándote mensajes de los que no te despabilás, que te venden productos, te marcan conductas públicas y te definen políticas, así como Coca Cola te pone el logo en el anillo de una película, las corporaciones te ponen mensajes en distintos productos, sobre una misma política. Por todas estas cosas, cuando por ejemplo una persona demanda libertad de expresión por un medio masivo de comunicación y no se da cuenta que es exactamente eso lo que está teniendo, padece el “síndrome de Orson Wells” porque tiene inyectada en la cabeza una realidad distinta a la que está viviendo realmente y eso lo puede inducir al estado de pánico, odio, desesperación y actuar en contra de terceros o de sí misma, sin saber porqué. Y es una víctima. Comunicación es algo mucho más complejo que generar contenidos de calidad, es saber vertebrar esos contenidos, con los mensajes precisos en la estructura correcta. Una deuda que tenemos que saldar, porque la comunicación que allí está, no es la nuestra, es la que nos domina. Enrique Juan Box DNI 10.603.903

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

SIEMPRE ESTARAS EN NUESTRO CORAZÓN , COMPAÑERO........

SIEMPRE ESTARAS EN NUESTRO CORAZÓN , COMPAÑERO........
GRACIAS POR LO QUE NOS DISTE, SOS UN EJEMPLO A SEGUIR.......