miércoles, 24 de agosto de 2011

ESPEJOS DE BARRO.............................

ESPEJOS DE BARRO.......
de Raul A. Ludueña

Sigue ahí, la Bestia. Herida, lastimada, maldiciendo su fracaso. Se lame las lastimaduras. El golpe sufrido fue grande pero el poder de reacción es inmenso. Lenguas de fuego siguen tratando de ensuciar, ya no a quien considera su enemigo, también arremete sin piedad sobre los que hasta ayer eran sus aliados.
Siguen ahí los súbditos; un grupejo que pretenciosamente se bautizó como el grupo “A”.Se miran desolados, se culpan mutuamente, no entienden tanto desprecio recibido de quienes, suponían, los aclamarían.
La Bestia sabe que no puede contar con ese residuo de hombres fracasados, perdedores antes del combate, temerosos pero haciendo gala de bravuconadas fuera de época.
Sabe que será imposible recuperar la iniciativa con esa tropa diezmada, sin moral, sin convicciones y sin esperanzas. El pueblo se expresó de manera contundente sin dejar resquicios para las dudas.
La Bestia no se detiene, sus lenguas de fuego hoy son llamaradas, esa es su única defensa y con ella va a combatir hasta el final. Perdió poder y sus espadas van perdiendo el poco respeto que en algún momento tuvieron de parte de un sector de la sociedad. Buscan excusas que ni ellos mismos las creen, repiten como comadronas de barrio, pensamientos de políticos baratos, sin propuestas ni ideas.
“No podemos seguir así”, “Esto es una tiranía”, “Por suerte ya les queda poco”, “Es el fin de un ciclo”. Frases hechas, a medida de una minoría de fieles seguidores de la Bestia, se repitieron hasta el hartazgo. Suenan huecas, nadie las escucha, creyeron que con un discurso belicoso y descalificador levantarían la copa.
La Bestia los encerró en un microclima burbujeante, triunfalista, y con ese espíritu salieron a dar pelea no sin antes mordisquearse entre ellos.
Hoy ya rendidos elucubran estrategias, muchos marcharán al exilio político, al olvido con penas y sin gloria, condenados a ser espectadores críticos de quienes forjan las epopeyas. Tan sólo eso los espera. A otros ni siquiera.
No hubo cataclismos, ni emboscadas, ni entrega de poder anticipado, ni abandono ni nocaut ni bajarse de ninguna candidatura. Nadie salió a las calles a pedir que los maten, o a tirarlos por las ventanas de un tren que sigue su marcha triunfal. Tampoco hubo condenas, ni castigo en las urnas, salvo para la Bestia y sus seguidores que pagaron caro el no saber interpretar que los tiempos cambiaron. Esta Argentina no quiere el regreso al país de la miseria y mucho menos que la abundancia sea para unos pocos.
Los “chacareros”, los obreros, los jubilados, los estudiantes, las amas de casa, nadie se engaña ya con el discurso del caos. Todos sabemos cuando estamos bien o mal y al parecer coincidimos en apoyar este gobierno que supo interpretar las necesidades de la gente.
Hoy los agoreros del fracaso semblantean sus rostros gastados, el espejo les devuelve una imagen tétrica, siniestra, son fantasmas del pasado reencarnados para retrotraernos a nuestras peores pesadillas como nación.. Se miran en un espejo de barro. Es el espejo con el que la Bestia nos pretende reflejar la realidad…..

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

SIEMPRE ESTARAS EN NUESTRO CORAZÓN , COMPAÑERO........

SIEMPRE ESTARAS EN NUESTRO CORAZÓN , COMPAÑERO........
GRACIAS POR LO QUE NOS DISTE, SOS UN EJEMPLO A SEGUIR.......

Archivo del blog